Crema Catalana con Calabaza

  • Crema Catalana

  • Crema Catalana
    con Naranja

  • Crema Catalana
    con Calabaza

  • Crema Catalana
    con Melón

  • Crema Catalana
    con Fresas


  • "Crema Catalana con Calabaza"

    Receta de Crema Catalana con Calabaza


    Aquí os traemos una de las recetas más conocidas para hacer una crema catalana con un toque de sabor y textura diferentes a la tradicional. Esta crema catalana con calabaza es una receta sorprendente, así que si no la has probado, anímate a hacerlo.

    Ingredientes:

    - 750 ml de leche entera
    - 500 gramos de calabaza
    - 300 gramos de azúcar
    - 30 gramos de maicena
    - 5 yemas de huevo
    - Canela en polvo
    - Azúcar para adornar




    Preparación:

    Antes de nada vamos a poner a cocer en abundante agua la calabaza, que trocearemos previamente. Déjala cocer hasta que esté bien blandita, para que después podamos triturarla bien para hacer la crema catalana con calabaza. Al mismo tiempo ve separando las yemas de las claras de los huevos, para desechar las claras, que puedes guardarlas para otra receta, ya que en esta solo vamos a usar las yemas.

    Con la ayuda de una batidora vamos a batir la leche, la maicena, las yemas de huevo, el azúcar y un poco de canela en polvo, y cuando esté todo bien mezclado, añadimos la calabaza y batimos de nuevo para que todo quede mezclado de forma homogénea. Esta mezcla la vertemos sobre una cacerola y la ponemos a fuego lento unos minutos, removiendo para que no se pegue.

    Una vez que esa mezcla se vaya calentando irá espesándose al mismo tiempo, y cuando adquiera la textura deseada, más bien cremosa, la retiramos del fuego y dejamos reposar unos minutos para que se temple. Después vamos a rellenar los cuencos individuales con esta crema. Si puedes usar los recipientes de barro tradicionales, le darás una mejor presentación a la crema catalana.


    Agrega una capa de azúcar sobre todos los recipientes, y usa un soplete de cocina para caramelizarla y darle el toque característico a este postre. Una vez hayas caramelizado el azúcar, mete en la nevera y deja enfriar y cuajar bien unas horas. Sírvela siempre en frío y a disfrutar de este sorprendente postre, que esperamos sea de vuestro agrado.